jueves, 19 de junio de 2014

Cuando te fuiste de aquí

Cuando te fuiste de aquí
la luna no pudo dormir
y al sol le costó salir.
Cuando empecé a escribir
solo y empecé a pronunciar
mil versos junto a ti,
los recuerdos que perdí
se hallaron en el mar,
en el fondo, en la
tierra bañada por el barniz
de mis lágrimas.

Cuando te fuiste de mi lado
yo di por acabados
todos los sentimientos un día
fuertes y provocados
por tu corazón encerrado
en la cárcel de tus costillas,
tras la reja impenetrable
de los grandes estigmas
de la mirada perdida.

Todo tocó fondó en las tierras del océano
de nieve blanca y turbia.
El tiempo quedó
sin pasado
y yo,
sin mi corazón,
encerrado.

Entradas populares