martes, 3 de junio de 2014

Quemo las hojas de papel calcinado en la hoguera del fuego negro. Las hojas donde un día pintamos juntos momentos y recuerdos, sentimientos frágilmente eternos.
Palabra tras palabra se van incinerando; tras frases, tras párrafos; tras días...tras años.
Una vida en la hoguera que se va quemando ¡Cacen las brujas! Que ardan los interiores profanos. Que ardan los hombres malos. Que ardan las hojas, la palabra, los días, y los años.

Entradas populares