domingo, 2 de marzo de 2014


Los adolescentes se miran al espejo esperando perder kilos.
Los adultos miran su cartera esperando ver más dinero.
Los niños sonríen felices

Entradas populares