martes, 30 de septiembre de 2014

Añoro


Añoro aquel primer día.
Añoro tu perfecta sonrisa,
tu mirada fija,
tu alma perdida.
Añoro aquel primer beso,
Añoro todos tus grandes sueños,
y los pequeños,
y tus celos.
Añoro todo lo que fuimos.
Añoro sentirme vivo.

Eras mi vacío.
Eras mis motivos.
Eras mis sentimientos reprimidos,
mis hábitos extintos.
Eras un cambio en mí,
con una palabra de ti.
Eras vivir,
eras sentir,
eras escribir,
cantar,
soñar,
volar,
ganar,
estar,
amar;
eras todo lo que yo nunca fui.

Te regalé un amor por cada momento
que pasamos juntos, que pasamos tiempo,
que pasamos difuntos, que pasamos eternos.
Un amor por cada corazón abierto,
por cada corazón roto,
por cada corazón incompleto.
Te regale pedacitos de mí,
pedacitos de lo que fui,
de lo que no volveré a ser,
pedacitos de mi vivir,
de mi ver.
Te regalé un todo yo,
un todo amor,
y yo me quedé con el ticket,
firmado con el dolor
de tus miradas y tu olor,
por si algún día quisieras tú descambiar
mi cariño y mi canción.

Entradas populares