jueves, 25 de septiembre de 2014

Me prometí

Me prometí no volver a soñar contigo,
no volver a llorar por ti.
Me prometí tantas cosas,
tantas, que no me dejan morir.
Ni vivir.
Ni sentir que te quiero,
o que no te quiero.
Ni dormir,
ni estar despierto;
ni estar cuerdo,
ni siquiera estar loco,
ni siquiera estar contento.

Me prometí dejarte.
Me prometí olvidarte.
Me prometí tantas cosas,
tantas...
 Me prometí no mirarte más,
no pensarte,
no hablarte.
 Me prometí alejarme
de ti, y dejar de amar,
dejar, y dejar, tantas cosas,
tantas...
Me prometí dejar el mar,
dejar la arena, dejar el cielo,
dejar la costa infinita
que me provocan los celos.
Los celos de no tenerte,
de ni siquiera querer tenerte.
Los celos de que te tendrá otro,
pero yo tampoco te quiero.
No te quiero a ti aquí,
ni me quiero a mí allí.
No quiero un nosotros,
pero tampoco un vosotros.
O qué sé yo, tal vez sí
un vosotros.
Pero lejos.
Quiero un vosotros,
con un escondido nosotros,
pero eterno.

Entradas populares