sábado, 1 de febrero de 2014

El chico lastimado

El chico oye como sus padres gritan, voces, voces...
Momentos antes su hermano menor le había dado una paliza y le costaba respirar, le dolía mucho el pecho. Esas tardes las pasa escuchando música clásica, como la danza húngara, por ejemplo, esa le gustaba mucho; solapaba algunos gritos. Su padre avanza dirigente hacia su habitación con pasos firmes y fuertes, abre la puerta de un golpe, se acerca a él entre chillidos que nunca alcanza a entender, le agarra de la ropa y lo empuja contra la pared, culminando el momento con una serie de golpes y puñetazos. Después él se iría de casa para volver al amanecer, la madre se emborrachará entre sollozos y el hermano hará como si nada hubiera ocurrido. El chico se queda medio tirado en el suelo, tosiendo y llorando.
Ese día su madre también se va con su hermano y él se queda solo en casa. Después de escribir y garabatear se asoma a la ventana. Un solo paso y todo acaba. Los vecinos escuchan un fuerte grito seguido de un golpe seco. El silencio se ha roto en la calle. La gente sale a los balcones, horror y miedo cruza sus caras.
El padre volverá al amanecer.
La madre se emborrachará.
El hermano hará como si nada hubiera pasado.

Entradas populares