miércoles, 9 de enero de 2013

Un sueño tan bien ansiado, un sueño tan cerca, un sueño que se me ha escapado entre los dedos.

Hoy, casi me matan...o me mato.
Desde hace un tiempo ya, debido a que mi cobardía, mi poco coraje, no me dejan suicidarme de una manera más "normal" : rajándome, saltando desde un piso...
Pastillas, tan ansiadas, y, al mismo tiempo, tan poco cercanas a mi, tan imposibles de conseguir.
Me propuse no mirar cuando cruzo en rojo en las carreteras suficientemente transitadas(aún tampoco en las demás) al ir solo.
Al ir a cruzar una de estas primeras, estando en rojo, ya bien entrada la carretera, empiezo a escuchar pitidos, y, una luz que se me va acercando, (yo voy mirando al suelo, ya que es mucho más interesante que las personas/cosas de mi alrededor) para mi gran lamento, al no esperármelo, los pitidos me sobresaltaron haciéndome andar ligero hacia la acera próxima.
Ahora mismo, mi mayor deseo es el de volver atrás, tan solo una hora, y repetir lo mismo, pero, esta vez, sin cometer tan tremendo error.
Me llamareis "egoísta" , esas personas que están dentro del coche, esas seguramente no superarán el haberme atropellado y matado en consecuencia por la gran velocidad del coche, ni las que conducen el coche inmediatamente trasero, ya que, al primero parar forzosamente al golpearme, el de atrás chocaría con él, pudiéndoles matar, y un posible accidente en cadena, pero eso amigos, eso a dejado de importarme, os puedo asegurar, y os aseguro, que mi tan corta y lastimera vida me ha enseñado que se vive por uno mismo, dándome igual los demás, en especial, si me están haciendo un favor de tal calibre, uno que, yo, se lo agradeceré toda la "vida".

Entradas populares