jueves, 19 de diciembre de 2013

Las nubes se cirnieron sobre las tierras y las aguas; las altas estructuras, una vez construidas y en alza, con el tiempo se convirtieron en grandes montañas de hierros y hormigones; los vehículos quedaron aparcados y apartados, los puentes cayeron y las islas se aislaron, los bosques dieron paso a desiertos y los árboles a montones de arena.
De vez en cuando una corriente de viento cruza por los antiguos caminos, buscando algo, o a alguien.

Entradas populares