sábado, 16 de noviembre de 2013

Leones

Rugen los leones en la sabana perdida
bien alto y fuerte para que se les escuche;
nadie les oye, son mudos y gruñen
palabras desconocidas en lengua extinta.

Han vivido tantas largas desdichas
que los altos páramos dejaron lúgubres,
por las lágrimas que escurren
caídas en tan poca vida escrita.

Leones perdidos su luz encontraron
en nuevo mundo oscuro y sombrío
de la que nunca pudieron, haber pensado.

Leones parlantes beben en el río
que nace allá, en el pasado lejano
y desemboca en un futuro, blanco y esquivo.

Entradas populares