miércoles, 1 de enero de 2014

Un año empieza y otro acaba, todos pasan, y pasan, y pasan sin saber qué ocurre, sin conocer el tiempo olvidado y por llegar, ni pasado ni futuro, ni presente a veces perdido. El tiempo cruza nuestros ojos con velocidad suma y extinta, estuvo y no estará, no estará ni tampoco estuvo; tan rápido todos abandonamos lo que un día hubo, lo que un día habrá y hay.
Mentes que no recuerdan el presente que ya pasó, y mentes que no planean el presente que vendrá; ¿qué presente vivís, pues, si no es el que algún día llegará que algún día dejarás atrás?

Entradas populares