lunes, 9 de septiembre de 2013

La torre

Una torre en alza
grita y dice:
¿Quién es quien anda?
A lo que el intruso pide:

Yo soy chico sano
y solo busco cama
en la que caer agotado.


La torre, este día generosa,
le concede el simple deseo:
Tendrás cama bien hermosa
a cambio de un pequeño reto,

no podrás ver que hay debajo
pues si vislumbraras tal cosa
deberé rebanarte a tajos.


Bien elevada será mi fidelidad
si esta es su condición,
pues solo depende mi felicidad
de un techo, comida y colchón.

Entradas populares