domingo, 22 de septiembre de 2013

La vida,
un día.
Amanece,
anochece,
ya no parece
lo que era
lo que es.
Cambia,
un tranvia
en la vía
inacabable,
incansable,
no acaba,
y gira,
y gira,
no estabas,
no estarás,
solo el día,
solo irás,
no volverás,
te quedas,
y sigues,
y andas,
y ruedas
en cuesta
hacia abajo,
hacia la muerte,
hacia el cambio inminente.

Entradas populares