domingo, 23 de junio de 2013

Y nosotros, los humanos, "los tontos del pueblo" refiriéndonos a las especies del mundo.
Los humanos que, con un uso relativo de la conciencia, del pensamiento, nos destruimos entre nosotros.
Somos aquellos que nos destruimos, una y otra vez, renaciendo de nuestras cenizas como cual fénix.
Este, que cada vez que lleva cierto tiempo en esta tierra, se autodestruye, al igual que nosotros, entre llamas, renaciendo más tarde de sus propias cenizas. Eso hacemos, destruirnos; entre llamas, entre armas de fuego, entre puñetazos y patadas; y renacer, para podernos volver a destruir. Nosotros, con uso de razón, sabiendo que nos estamos destruyendo, que nos destruiremos, lo hacemos, seguimos ese camino, sin querer cambiar, sin querer salir de ese camino en forma de círculo, que nos impide avanzar.
Inútiles. Idiotas.

Entradas populares